Entrevista

Tracy Jiménez

De lo infinito transparente

Mayo de 2018

Por: 
De la Redacción

El pasado sábado 12 de mayo, en el Espacio de Experimentación del Centro Cultural Jardín Borda, fue inagurada la exposición “De lo infinito transparente” de la artista morelense Tracy Jiménez, en entrevista para la Secretaría de Cultura de Morelos, nos da detalles de su vida artística, así como el poceso de creación de su más reciente trabajo.

Nació en Morelos, recuerda que desde chica pintaba, su papá tenía un taller y siempre había algo qué hacer. Al estar cursando la preparatoria trabajó en una galería, y al egresar decidió estudiar algo que tuviera que ver con artes y estudió la licenciatura en Artes Visuales en el Centro Morelense de las Artes (CMA), ingresa a la maestría en Producción Artística de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos: “Estuve solo un año, luego lo terminé, en ese año tuve muchísimos aprendizajes, muy buenos maestros”, recuerda. Actualmente imparte clases de arte visuales.

–¿Cómo percibes el apoyo de tu padre para realizarte dentro del arte?

–Es muy importante para mí, fue muy valioso tener a un padre que estuviera interesado en desarrollar esta parte artística y que me insistiera a que, si esto me interesaba, que buscara un camino real por ahí y creo que eso sería importante para todas las personas, encontrar desarrollar esa parte artística que tenemos.

–¿Cuál fue tu experiencia en el Centro Morelense de las Artes?

–Tuve excelentes maestros, estuve con Javier de la Garza y con el maestro Gustavo Pérez Monzón, por mencionar algunos, fue una carrera que en verdad me hizo crecer demasiado, porque llegas con una idea de lo que son las artes y cuando estás ahí en la práctica y estás aprendiendo de toda la gente que está a tu alrededor, tú trabajo se enriquece, los conocimientos que puedes tener se amplían para generar un nuevo contenido.

–¿Qué opinión te merece la apertura del Centro Cultural Jardín Borda a jóvenes y consolidadas propuestas?

–Es algo muy bueno que abran estos espacios, porque nos dan la oportunidad de mostrar un trabajo, en mi caso es un proceso muy de experimentación que incluye diferentes técnicas y poderlas mostrar en un lugar en donde puedo hacer un conjunto de todo esto es muy importante para mí.

–“De lo infinito transparente”, tu más reciente trabajo en el Espacio de Experimentación Borda.

–Mi intención con esta pieza es conservar este momento con mi hija, un momento de una vida juntas y también es la oportunidad de dar forma a este vínculo que es intangible, pero, al mismo tiempo, es poderoso e infinito. De ahí el título. Es una representación de mi maternidad que recoge fragmentos de diferentes etapas, un conjunto muy íntimo formado por recuerdos y pensamientos que tuve que capturar y coleccionar desde el inicio de mi embarazo y que muestra la intimidad de compartir mi vida y mi cuerpo con otro ser. Representados en dibujos, pintura y una cerámica, son fragmentos de recuerdos que hacen un todo al final.

–Una maternidad, una intimidad que compartes con los visitantes.

–Sería muy padre que conectaran con algo de la pieza, principalmente porque el nacimiento de mi hija me trajo la certeza de mi muerte. Estas imágenes surgen del amor y la esperanza por esta nueva vida, pero también del miedo y la ansiedad de ser mamá, tanto que tuve que pensar en mi propio nacimiento y en estas formas que alguna vez también habité. Esta es una invitación para una lectura de mis pensamientos y mi memoria en un momento de transformación como es la maternidad y también un encuentro con las formas que a todos nos alimentaron y nos protegieron con esta fuerza capaz de generar una nueva vida.

 

En el texto de sala de “De lo infinito transparente”, el maestro Antonio Outón escribe: “El trabajo de Tracy siempre se ha caracterizado por el sentir, físico e inevitable del cuerpo; su cuerpo. De formas, a veces insólitas, su cuerpo siempre ha sido el hilo conductor de una historia que va desde la penitencia hasta el éxtasis. En sus obras anteriores, Tracy ha manifestado de manera directa y casi barroca, la realidad del cuerpo; sus fluidos, sus entrañas, sus huesos, etc., En esta ocasión nos muestra su propia maternidad, desde dentro, desde las vísceras, con una valentía envidiable. Así, vemos a la placenta y a la leche, fluir y manchar al alma. A la sangre compartirse y devorase. A la realidad física de dar vida, y a la cercanía de la muerte. Y sí, también es tierno; la multiplicación de las células, la formación de los huesos, y el primer diente que muerde un pezón. Hay miedos, hay ansiedades; pero también hay un refugio, y sobre todo hay la materialidad de la vida. A través de óleos sobre lona que denotan una gestualidad inmediata revelando la materia de lo corpóreo, la obra muestra un proceso muy profundo de transformaciones físicas que abren la puerta a la trascendencia. Los dibujos y notas que se presentan, a lápiz sobre hojas recortadas y pegadas como si fuesen pedazos de un diario roto; revelan una intimidad muy profunda con la que se crea una empatía a flor de piel”.

Actualmente se exhiben las exposiciones: “De lo infinito transparente. Tracy Jiménez” en el Espacio de Experimentación Borda, “Al dividir el alma. Diana Tamez” en el Gabinete de Estampa y “Estados Cuánticos. Luis Felipe Alanís” en el Gabinete de Audio y Video. El Centro Cultural Jardín Borda cuenta con hermosas e históricas instalaciones, una librería Educal, así como la Sala Manuel M. Ponce en donde se programan diversas actividades, para mayor información: cultura.morelos.gob.mx y cartelera.morelos.gob.mx.

El Centro Cultural Jardín Borda está ubicado en la avenida Morelos #271, y se encuentra abierto al público de martes a domingo de 10:00 a 17:00 hrs. Entrada: $30.00 pesos, con descuento del 50% con credencial de estudiantes, Inapam y beca salario. Entrada gratuita a todos los morelenses o residentes en el estado de Morelos, presentando su credencial, los domingos entrada gratuita. Para mayores informes: (777) 318 1050.