Entrevista

Sonido San Francisco

Mayo de 2017

Por: 
De la Redacción

El próximo jueves 25 de mayo inicia la tercer semana del Circuito Indio, con actividades los jueves, viernes y sábados, 12 agrupaciones, en 12 sedes y ciudades distintas, el foro independiente The Pit de Cuernavaca fue el seleccionado como única sede en Morelos, durante la primer semana se presentó Los Daniels, Kill Aniston, Sputnik, Blackvoid y Deuxluxes, durante la segunda semana Pato Machete, Dharius, Descartes a Kant, Luis Tolidos y Los Impacientes, y para este jueves 24 Sonido San Francisco y La Furia con Lujuria Sonidera, el viernes 25 Jumbo y el sábado 26 Belafonte Sensacional y San Pedro el Cortez.

En entrevista para la cartelera.morelos.gob.mx, Sebastián Cárdenas –voz, gaita colombiana, sintetizadores y programación– de Sonido San Francisco, nos habla de su propuesta musical de mezcla de opuesto y de su próximo concierto en el foro independiente The Pit

–¿Cómo recibió Sonido San Francisco esta invitación y como han sido estas dos semanas iniciales del Circuito Indio?

–El Circuito Indio fue un invento de Gerry Rosado de Discos Intolerancia, quien es productor de la mayoría de nuestras canciones, vengo escuchando esta idea desde hace varios años, hasta que por fin se concretó este proyecto con Vive Latino y la cerveza Indio. Para nosotros es una oportunidad increíble poder circular por el país, para la escena musical en general es una plataforma que está ayudando a desarrollar la música, porque uno de los problemas más grandes con los que nos enfrentamos es la circulación, de podernos mover a través del país en shows profesionales, porque luego también batallamos muchos con el estándar de calidad del audio y de técnico. Ya que está todo caminando, ir resolviendo más cosas, porque obviamente no es perfecto es un proyecto que es muy grande y que por primera vez se está llevando a cabo y existen cosas por resolver y mejorar, es parte del trabajo y del aprendizaje al participar en un circuito con estas características.

En las fechas nos ha ido bien, unas mejor que otras, seis fechas en dos semanas y nos faltan otras seis fechas. Terminando esto ya estamos viendo como organizamos un circuito organizado por nosotros, para Sonido San Francisco, para que en algunos meses salir de gira de este tipo, porque estamos aprendiendo un montón de cosas para movernos hacia otras ciudades.

–A la semana están tocando tres días seguidos, en tres sedes distintas, de tres estados distintos ¿cómo lo están viviendo?

–Sabíamos que era muy grande, que éramos el primer ciclo y si sabíamos a qué le estábamos tirando, sabíamos que iba a hacer una friega, cansado, con mucho movimiento, resolviendo problemas, teníamos idea de que iba a ser cómo está sucediendo.

–En los inicios de su proyecto sería “sencillo” trasladarse con una laptop, pero hoy en día ya están conformados como banda.

–Como banda tenemos ya siete años, cumplimos ocho este año, ya lo tenemos muy manejado, nos ha tocado viajar mucho en avión. Unas de las complicaciones mayores es la tuba o la instrumentación con la que tengo que cargar (dos sintetizadores, acordeón, computadora, gaita colombiana y bajo) ya estamos muy entrenados para la viajadera. Dentro del Circuito Indio las sedes quedan a distancias entre cinco y seis horas y lo tenemos todo casi todo planeado, nos movemos en una camioneta, con todos nosotros y nuestro equipo, además de que compartimos transporte con La Furia con Lujuria Sonidera, no es algo que nos espante.

–¿Cómo ha recibido el público el sencillo “Misa de gallo” que recientemente estaban promoviendo?

–Muy bien, lanzaremos este jueves el segundo sencillo, digamos que el sencillo oficial. Nos ha dio bastante bien y más que la gente, es una motivación para nosotros, para seguir, una forma de cambiar el formato musical que veníamos haciendo y volvernos a interesar. Seguir haciendo la misma estructura musical, el mismo sonido de los discos pasados, repetirlo es un asunto de locos, no tenía chiste, nos dejaba un mal sabor de boca. Esto nos mantiene motivados porque en vivo está más padre, ahorita no estamos llevando todo, sólo la tuba y el trombón, porque viajar con tantos músicos sale muy caro, ha sido muy placentero tocar en vivo, le da otro sabor y claro que a la gente le gusta porque la potencia de una sección de metales y una sección de percusiones claro que prende y funciona bien.

–¿Por qué rescatar instrumentos tradicionales y mezclarlo con sonido eléctrico? En Morelos tenemos una gran tradición de banda de viento.

–Porque la mejor forma de tener un lenguaje propio, es utilizar lo que es de aquí, es parte de nuestra cultura, y obviamente no somos la Banda de Viento de Tlayacapan, no nacimos totalmente dentro de la tradición, pero si era lo que escuchaban mis padres y la música tropical colombina, el corrido histórico interpretado con guitarra, me tocó escucharla con mis abuelas y con mis padres, uno crece con eso, no soy el músico que hace música tradicional o música folclórica específicamente, porque me tocó una vida muy citadina, me tocó viajar mucho desde muy pequeño, para mi fue muy natural utilizar la tecnología, las computadores, sintetizadores, generar música anglosajona desde los 15 años, con toda las influencias que tenemos de Europa y Estados Unidos.

Llegó un día en el que me pareció aburrido estar haciendo eso y me pareció que la mejor forma de no poder hablar honestamente era hacer esa música que escuché desde pequeño o sacar mi parte colombiana y mexicana, la parte de vivir en un pueblito como Xonocatlán, y combinarlo me pareció mucho más interesante y una mejor manera de tener un lenguaje propio, de tener identidad, es  un error seguir copiando, para ser músico uno tiene que copiar y así se aprende de la música, pero para tener una identidad más fuerte en México y en Latinoamérica, tenemos que hacer música con lenguaje propio.

Me encontré una gaita colombiana un día y no sabia qué era, la empecé a tocar y me encantó y me puse a investigar y a aprender más. La idea es tener un lenguaje propio, desde que empecé a hacer eso me siento más cómodo y más honesto con la música que hago, sé que no a todo el mundo le gusta, porque pareciera que el rock estaba perdiendo fuerza pero cada vez más está tomando todos los espacios, me parecería muy importante tener rock mexicano, rock latinoamericano, rock con un lenguaje de aquí, que es lo más difícil en la música, tener un lenguaje propio.

–¿Qué le podrías decir al público de Morelos para que vayan a escucharlos este próximo jueves 25 de mayo a The Pit? Que vayan dispuestos a todo, menos a no bailar ¿no?.

–Exactamente, nuestra música es para bailar, es música que les promete diversión y les promete liberación en muchos sentidos. Una oportunidad de escuchar música electrónica/tropical que no circula tanto en el país, los precios están muy amables y nos sabemos cuánto nos tardemos en regresar, valdría la pena verlos en The Pit. Síganos en Twitter, Facebook, Instagram, YouTube, SoundCloud, etc. etc. etc. pongan nuestro nombre en los buscadores y nos encontrarán, incluso música gratis. Saludos a todos los primos de Cuernavaca.

The Pit Foro Multidisciplinario se encuentra ubicado en Boulevard Juárez esquina con Cuautemohtzin, en la colonia Centro, en la planta alta de la Plaza Juárez, en  Cuernavaca. Para consultar el resto de la programación del Ciclo Uno búscalos en Facebook como The Pit Foro Multidisciplinario y en Twitter como @pitcuerna o comunícate al teléfono: (777) 300 3338.

Sonido San Francisco es una mezcla de opuestos, es el sonido del pueblo invadiendo la gran ciudad, la guacharaca y el güiro compartiendo frecuencias con el sintetizador, la electricidad del bajo siguiendo el tempo de una computadora, los ritmos calientes del trópico colaborando con las tendencias de la frialdad digital, la música electrónica rindiéndose ante la orgánica tradición musical de Latinoamérica. Con base en Xonacatlán, Estado de México y después de casi ocho años de funcionar como proyecto de laptop, definiéndose entre el trabajo de dj, la producción original y el remix, en noviembre de 2009 SSF evoluciona adoptando el formato de banda, redondeando y terminando de inventar su cumbia sintetizador, en la que combinan la sutileza y el sabor de la cumbia y el folclor colombiano, el kitsch y la fuerza de la cumbia mexicana y la música electrónica más urbana.