Entrevista

Modesto Nava

Artesano en telar de pedal

Julio de 2017

Por: 
De la Redacción

El pasado jueves 22 y viernes 23 de junio, el maestro artesano Modesto Nava impartió una sesión teórica en el Centro Cultural Jardín Borda y otra sesión práctica en las instalaciones del Centro Morelense de las Artes, sesiones que forman parte del Diplomado en Arte Popular, única actividad educativa y formativa a nivel nacional que se imparte en la capital morelense, que inició el jueves 8 de junio y concluirá el mes de septiembre del presente año.

Modesto Nava, mejor conocido como Efrén, proviene de la comunidad de Guadalupe Yancuictlalpan, mejor conocida como Gualupita, es pueblo muy conocido que se encuentra en el municipio de Tianguistenco, en el Estado de México, lugar en donde trabaja el telar de pedal. En entrevista para la cartelera.morelos.gob.mx nos comparte su experiencia en este arte popular.

–¿Cómo aprende este arte del telar?

–Por invitaciones de mi papá, no me interesaba lo que era la artesanía, nací una familia artesanal gracias a dios, pero no me interesaba. A los 20 años estaba trabajando en una fábrica en la cual no me gusto y mi papá me invita: “Por qué no te vienes a trabajar aquí, hay mucho trabajo”, no supe en la que me metí. Cuando empiezo a trabajar y me empiezo a dar mis primeras vueltas en el telar fue una alegría, de la alegría se volvió tormenta porque no aprendía tan rápido como mi papá habría querido, pero a medida que pasó el tiempo fui aprendiendo y fui queriendo esta artesanía.

El telar de pedal es muy versátil, podíamos utilizar hilo grueso, hilo delgado, lana, seda, alpaca, casimires, todo realmente es un telar, en donde podemos gozar mucho de las prendas que uno puede realizar, realmente es muy bonito nuestra artesanía.

–¿Recuerda quién le enseñó a su padre esta técnica?

–En Gualupita nace don José Pérez Delgadillo que en los años treinta da a conocer la técnica por contabilidad ¿Qué es por contabilidad? Es hacer un diseño en papel milimétrico o cuadriculado y transmitirlo al tejido por contabilidad, y realmente nos favorece mucho, porque cada trazo que hacemos en el papel, lo podemos transmitir en tejido, eso nos favorece mucho, porque raya que ponemos en el papel raya que podemos poner en el tejido, incluyendo el circulo o la curva. Aquí ven una que es por la técnica de contabilidad, realmente la técnica nos da para eso y para mucho más. Para hacer tejidos muy finos, tan finos que hay que utilizar oro y plata, ceda, lana de alta calidad que es el merino en sus diferentes grosores que son tan delgados y que podemos sacarle mucho provecho para poder hacer un buen textil.

–¿Un textil como el que podemos observar, en cuándo tiempo lo confecciona?

–Tres meces pero, ya teniendo el diseño y el material, de lo contrario si nos tardaríamos. Es un proceso que lo podemos hacer en pausa, hacer bosquejos, diseños, para qué prenda la necesitamos, de cuántos cuadros es el tamaño, entonces adaptamos toda la serie de diseños, teñir los colores, conlleva más tiempo, en si el tejido es de tres meses.

–¿Cuál es la condición actual de los telares en su región? Como arte popular

–Problemática, porque surge que la gente ya no tiende a querer lo que tenemos como raíces, como cultura. Esta inquieta por otros factores, sobre todo el conocimiento pleno que debemos de tener de nuestras raíces y de nuestra cultura, no la vemos en los jóvenes, eso nos reditúa un alejamiento y un desconocimiento pleno en el cual dicen “yo no quiero ser artesano” el ser artesano parece ser que eres de otra clase social, económica o diferente y entonces dicen “yo no quiero ser artesano”, pero el ser artesano es una bendición de Dios.

–¿Cómo percibe este tipo de esfuerzos del Museo Morelense de Arte Popular que motiva a este diplomado único en el país?

–Gracias al maestro Enrique Rodríguez estamos acá, desde el año pasado fuimos convocados un grupo de artesanos que estamos conformados como grupo y que contactó mediante nuestro presidente, para nosotros fue un factor importante, esa invitación, ese reconocimiento que no lo habíamos tenido ni en nuestra propia casa. Cuando nos damos cuenta de la gran importancia del maestro Enrique al invitarnos, sentimos esa reciprocidad hacia él que ahora tiene el diplomado, conlleva a hacer el compromiso con nosotros, porque creo que en los talleres tenemos mucho de dónde aprender, ¿De quiénes? De los artesanos, porque realmente hay muchas personas que van e investigan y hacen libros, pero no le dan los créditos al artesano, visiten a los artesanos, a los talleres que ahí encontramos los conocimientos que ustedes ven en libros y que no aparecemos como los creadores de ese arte.

–En su participación en este Diplomado en Arte Popular ofrece dos sesiones, una teórica y otra práctica.

–Creo que impactamos un poco a los concurrentes ayer, en la sesión teórica, no tengo la información de que tantas personas estuvieron y que tan importante sepan de lo que hable, pero creo se llevaron una buena impresión, porque al ver el trabajo que está a mis espaldas, creo que fue una presentación digna, una presentación de admiración que yo vi en ellos y creo que eso es lo que tenemos en México, los grandes tesoros que tenemos ahí están, los artesanos todavía siguen apareciendo esas raíces, esa cultura en nosotros, los artesanos.

Hoy será la práctica, ayer en la teoría presentamos algunos trabajos de los que traje, incluyendo el telar pequeño, algunos diseños como el del águila, como es leído y transmitido por contabilidad y ahora vamos a la practica en telares que traigo en bastidores, para que vean cómo se hace el enlace, el ligamento, como se hace el entrelace, un nudo, un vuelta, como tratar de hacer una figura en su contexto, muy bien formado.

El Diplomado en Arte Popular, que cuenta con validez oficial es convocado y organizado por la Secretaría de Cultura del Estado de Morelos a través del Museo Morelense de Arte Popular (MMAPO) y el Centro Morelense de las Artes (CMA), e inició el pasado jueves 8 de junio en las instalaciones del Museo Morelense de Arte Popular, en donde todos los jueves se estarán realizando las actividades teóricas, y los viernes en las instalaciones del Centro Morelense de las Artes, se realizarán las actividades prácticas. La duración del diplomado será de cuatro meses, de junio a septiembre, y ya no se tienen lugares disponibles, días antes de su inauguración se llegó al límite de sus inscripciones. Para mayor información consultar: diplomadoartepopular.morelos.gob.mx.