Entrevista

Ana Rojas

Estados y acumulaciones. Analogías mentales sobre papel

Febrero de 2018

Por: 
De la Redacción

Ana Rojas estudió en la Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP) en la Ciudad de México y tras una huelga en sus instalaciones decide regresar a Cuernavaca y estudiar al Centro Morelense de las Artes y posteriormente en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, especializándose en gráfica. Realizó su servicio social y prácticas profesionales con el maestro Enrique Cattaneo.

Su interés por la gráfica está fuertemente ligado a la estrecha relación que esta tiene con la ciencia. Le apasionan los procesos de laboratorio por su capacidad intrínseca de multiplicarse y también por el concepto. Al concluir la carrera, estudió la especialidad en grabado y estampa en la Fondazione Il Bisonte (Florencia, Italia), talleres en donde trabajó por tres años, produciendo un gran cuerpo de obra, sobre todo calcográfica, obra múltiple que se trabaja sobre metal y se imprime después sobre papel. A su regreso a Cuernavaca se involucra comprometidamente con el quehacer artístico local y abre el Laboratorio de Arte Múltiple e Impresos (LAMULI), espacio independiente desde el que promueve activamente la producción gráfica, desde una perspectiva multidisciplinaria. En entrevista para la Secretaría de Cultura de Morelos (SCM), Ana Rojas nos comparte su formación profesional, de sus proyectos en el arte, así como sobre su más reciente exposición “Estados y acumulaciones. Analogías mentales sobre papel” en el nuevo espacio Gabinete de Estama en el Centro Cultural Jardín Borda.

SCM –Platícanos sobre este Laboratorio de Arte Múltiple e Impresos (LAMULI) en el que estamos, un espacio que ha dado cabida y apertura a otros muchos proyectos.

AR –Es un pequeño espacio dedicado a las artes múltiples, un tipo de arte que está teniendo, por primera vez, un espacio dentro de las galerías, en las ferias, en las colecciones y por primera vez en la parte crítica de las artes visuales.

Quise proponer este espacio así porque me atrae mucho la gráfica y es un espacio en donde se puede producir artes gráficas tradicionales, pero también es un espacio en donde se puede hablar de arte múltiple que es aquel que se reproduce, que tiene una capacidad múltiple visual. Y esa parte es un tipo de trabajo que, para mí, hace falta. Ese espacio no existía para ese tipo de arte en Cuernavaca específicamente, mientras que, en otras colecciones, pues ya se le está dando mucho empuje al arte múltiple por su capacidad de llegar a varias manos a la vez y, entonces, eso hace que la gente coleccione y que pueda tener obras de arte a precios más asequibles en su casa para promover a los artistas y el coleccionismo.

SCM –Un desarrollo de LAMULI a la par contigo, para estar colaborando con otro tipo de espacios y otro tipo de personas.

AR –Claro, primero empecé invitando a los artistas a venir a este espacio a exponer y a producir, poco a poco se dio a conocer como un laboratorio en el que había posibilidades de producir. Varias personas se han acercado a imprimir sus grabados, a exponer sus obras o invitarnos a exposiciones también fuera de este espacio y las cuales también son gestionadas por el espacio, es decir, son parte del laboratorio que crece fuera de los muros.

En este tiempo, en el que el laboratorio ha crecido y ha empezado a mandar las obras a diversos espacios, así como individual, también he podido dar la vuelta en varias casas de cultura y demás, desde los municipios más pequeños del estado de Morelos, en donde me fui con la Secretaría de Cultura a llevar exposiciones para promover el arte múltiple en los pequeños lugares, y también en ciudades grandes como Madrid.

SCM –La tinta y el papel pareciera que en este mundo digital ya no tienen cabida, ¿qué proponen estos “Estados y acumulaciones. Analogías mentales sobre papel”, a través de 31 obras que vas a exponer en el Centro Cultural Jardín Borda?

AR –El papel para mí, en primera, es un objeto súper romántico y siempre la elección del papel es elegir el medio a través del cual vas a expresar esa idea y que se puede ir a muchas manos.

Es diferente a un lienzo, también el papel es diferente a cualquier escultura, por ejemplo, porque es un medio que se puede transportar fácilmente y su peso y casi su olor, su textura, su todo, remite, justamente, al libro y a esa simplicidad desde donde empezó la primera comunicación, que de hecho, fue por el grabado.

Entonces, no quito el dedo de las partes digitales, me parece muy interesantes, pero también me parece muy interesante contemporaneizar el lenguaje de una tradición, que no se quede nada más como ese objeto de anticuario, sino que es una técnica que se puede utilizar con un lenguaje sumamente contemporáneo para traerlo con nosotros, así como la pintura no murió, pues el grabado tampoco.

Papel y tinta, es una analogía sobre el proceso del grabado, el proceso del grabado calcográfico específicamente. Es un proceso muy largo en el cual uno imprime muchas veces para ver cuál es el estado de la placa y la analogía está en que todos esos estados, los fui imprimiendo día a día como un estado mental que iba cambiando. Entonces, son los estados del grabado, más el estado mental del día a día, el cual remite del estado de fragilidad y de vacío, que viene desde la infancia e inocencia hasta transformarse en una estructura mental caótica.

Son estados mentales que van cambiando desde la infancia hasta que uno se transforma en una estructura difícil, en algo caótico.

SCM –Obras que estarán en el Gabinete de Estampa, espacio inaugurado con tu exposición.

AR –Hay piezas en muro, una animación de los estados mentales justamente. El Gabinete de Estampa que es la pieza principal, bueno, son dos piezas principales compuestas de muchas. El Gabinete de Estampa es un objeto en el cual, los estudiosos, justamente, esos muy antiguos, van a los museos y abren los cajones y observan el grabado cara a cara, porque es algo muy íntimo.

Cuando el arquitecto José Valtierra –director de Museos y Exposiciones de la Secretaría de Cultura de Morelos– me dice que se va a inaugurar este Gabinete de Estampa, le pregunté si lo tenían y me respondió: “Todavía no, pero podemos hacer uno”. Entonces pensé en hacer el Gabinete de Estampa, porque aparte va perfectamente con mi tema. Abres un cajón y ves un estado, abres otro cajón y ves otro estado mental y es así como, justamente, esta acumulación de cosas que uno va teniendo en la vida y es el Gabinete de Estampa clásico que uno abre y es interactivo.

Generalmente, los gabinetes de estampas son para especialistas, o sea, casi nadie los conoce, abren un cajón con unos guantes, sacan por ti un grabado, lo ves y luego lo vuelven a meter. Pero en este caso, sí es para que el público conozca qué es un Gabinete de Estampa y cómo es que se estudia también el grabado, así se estudia, los especialistas así lo hacen.

SCM –Un título de exposición que encierra mucho.

AR –Justamente los estados, habla de los estados mentales y la acumulación, sobre la acumulación de estos estados mentales que, aparte, de acuerdo a la museografía, es algo que se va a notar, va a haber una acumulación de estados mentales. Acumulación dentro del gabinete, acumulación con todas las piezas que van a estar ahí dispuestas para que el público las vea.

SCM –¿Qué opinas sobre el Centro Cultural Jardín Borda que está abriendo espacios a jóvenes con una trayectoria ya consolidada?

AR –Estamos muy contentos de poder entrar en esos espacios y abrirlos para la gente tanto de Morelos, como los que vienen de fuera. No soy muy de la opinión de que todo sea muy localista ni nada por el estilo, pero está muy padre que nosotros también tengamos posibilidades, soy originaria de Cuernavaca, entonces, sí está padre acceder a este tipo de espacio.

Es increíble que haya un Gabinete de Estampa en Cuernavaca, porque casi no existen.

SCM –¿Cómo vislumbras el panorama artístico local?

AR –Hay muchísimo movimiento afortunadamente. Los espacios aunque de principio, como que no se ven, si uno se pone a analizar poco a poco, hay muchos espacios independientes que están surgiendo, lo cual es muy padre, y también están abriéndose nuevos espacios de la Secretaría de Cultura de Morelos, como este Gabinete de Estampa, el Espacio de Experimentación Borda o las salas grandes, próximamente vamos a tener un museo gigante. Creo que ahí va, si los temblores nos dejan, vamos a seguir teniendo muchos espacios culturales.

 

“Estados y acumulaciones. Analogías mentales sobre papel”, exposición de la artista Ana Rojas –que inaugura el Gabinete de Estampa del Centro Cultural Jardín Borda– en esta acumulación de estados mentales evolutivos, existen construcciones imaginarias guardadas en la psique desde el infante hasta el vestigio. Cada prueba de estado es un estado mental que avanza hacia la edificación de una estructura; son analogías de la ficción del caótico mercado, con sus pasillos y saturadas superficies, que se oscurece y desaparece en fragmentos del cuerpo: acumulado, roto, saturado, cancelado. La exposición se compone de 31 obras gráficas impresas sobre papel en las cuales la edición sirve como herramienta conceptual. La multiplicidad: capacidad intrínseca de la gráfica y del pensamiento; se reproduce en forma de aguafuertes, xilografías y lino grabados del color del mercado, de la infancia y de la acumulación que el tiempo causa en la mente/construcción imaginaria.

Ana Rojas es una artista múltiple (Cuernavaca, 1979), comenzó sus estudios en la Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y los concluyó en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) en el 2004. Se especializó en artes gráficas en la Fondazione Il Bisonte, en Florencia, Italia en el 2006. Ha expuesto su trabajo colectivamente en más de 30 ocasiones, en espacios nacionales e internacionales, como el Museo de Arte Contemporáneo Alfredo Zalce (MACAZ) en Morelia, la Galería Jaime Sabines en la Ciudad de México y la Galería Eka Moore en Madrid, España. Ha tenido seis muestras individuales, una de ellas en la Toscana, Italia. Fue seleccionada en la Bienal Alfredo Zalce, 2009, en la Bienal de Puebla de los Ángeles en 2017, en la Bienal de Artes de Cancún 2017 y en la Bienal del Pacífico 2017. Sus exploraciones del mundo del arte múltiple comenzaron en 2007 con la primera de cinco participaciones en la feria Estampa, en Madrid, España, para reafirmarlas en forma del espacio de experimentación: LAMULI (Laboratorio de Arte Múltiple e Impresos), el cual fundó en el 2015  y actualmente dirige. Ha sido curadora de múltiples exposiciones, como “Grafismos Urbanos” en el Museo de Arte Indígena Contemporáneo en Cuernavaca y en Saltillo. Como maestra impesora ha editado la obra de más de 10 artistas de gran trayectoria.

El Centro Cultural Jardín Borda se encuentra ubicado en la avenida Morelos #271, y se encuentra abierto al público de martes a domingo de 10:00 a 17:00 hrs. Entrada: $30.00 pesos, con descuento del 50% con credencial de estudiantes, Inapam y beca salario. Entrada gratuita a todos los morelenses o residentes en el estado de Morelos, presentando su credencial, los domingos entrada gratuita. Para mayores informes: (777) 318 1050.

Actualmente se exhiben las exposiciones: "Pablo Vigil. Serpentinata Tremenda", "Epifanías. Javier de la Garza" se inaguraron los espacios Gabinete de Estampa y Gabinete de Audio y Video con las exposiciones “Estados y acumulaciones. Analogías mentales sobre papel” de Ana Rojas y “Silente” de Elías Xolocotzin, respectivamente, así como la exposición “Lo que no se ve pide ser escuchado” de Pedro Mantecón en el Espacio de Experimentación Borda, además de contar hermosos jardines y fuentes, cuentan también con una librería Educal, así como la Sala Manuel M. Ponce en donde se