Entrevista

Ale de la Puente

Exposición: “Horizonte de los eventos”

Diciembre de 2017

Por: 
De la redacción

El pasado sábado 4 de noviembre, en el marco del Festival Miquixtli, se realizó la inauguración de exposición “Horizonte de los eventos” de la artista Ale de la Puente en el Espacio de Experimentación Borda. En entrevista para la Cartelera Cultural, nos comenta parte de su quehacer artístico y sobre su más reciente exposición en el Centro Cultural Jardín Borda.

La artista Ale de la Puente se ha dedicado al arte desde hace más de 25 años, sus estudios no fueron específicamente en artes plásticas, llegó a las artes por otros caminos, estudió diseño industrial, joyería orfebrería y construcción naval, siempre tuvo una pregunta constante sobre lo que hace al tiempo, percibirlo o qué hace que seamos quienes somos a través de las preguntas ¿Qué es el tiempo?, ¿Qué es el espacio? Y ¿Por qué estamos aquí? Y una forma de encontrar respuestas y abordarlas siempre fue a través de las artes, pero también acercándose a la filosofía y a las ciencias, así como a diferentes disciplinas y diferentes experiencias.

–Hablando del tiempo y de la memoria, Ale de la Puente está anclada en dos distintos procesos aquí en Cuernavaca.

–Sí, estuve viviendo aquí un largo periodo y estuve dando clases en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) y fue la primera vez que di clases ya de una manera más formal, que no fueran talleres, que fue en la universidad, fue toda una experiencia que, por cierto, sigo más preocupada por aprender de los alumnos.

–¿A qué le evoca este regreso y a qué le evoca este Centro Cultural Jardín Borda que actualmente está en un proceso de rehabilitación?

–Bueno, es un lugar muy maravilloso, histórico y que no solamente es como un oasis dentro de todo lo que se construye, es como si todo creciera alrededor, restaurar el Jardín Boda para mantenerlo vivo, mantenerlo vivo es como mantener vivo un oasis dentro de la ciudad.

–¿Qué nos propone este “Horizonte de los eventos” en el Espacio de Experimentación Borda?

–Llevo más de siete años trabajando con científicos, con el Instituto de Astronomía de la UNAM, con el Instituto de Ciencias Nucleares, colaborando con científicos en la exploración de todos estos temas que se han ido descubriendo en la ciencia para entender en dónde estamos, que buscan responder las mismas preguntas: ¿Quiénes somos?, ¿En dónde estamos? y ¿Por qué estamos aquí?. Y en “Horizonte de los eventos” es trabajar con este concepto, es un hoyo negro, es el límite donde la luz que se acerca por la gravedad que produce un hoyo negro, de esa curvatura del espacio-tiempo que tiene un hoyo negro, cuando ya no puede escapar, ya pasa ese límite y ya no puede escapar, entonces, por eso se llama “hoyo negro”, porque ya no vemos la luz que se traga este cuerpo, entonces ¿Qué sucede en el límite, en ese lugar, en el “Horizonte de los eventos”? Lo que pasa de un lado se percibe en un tiempo y, lo que pasa en el otro, se percibe de otra manera. De un lado va a parecer que, si uno está de un lado y otro está del otro lado, parece que la persona que está adentro, se queda quieta y no pasa el tiempo. Y, la que está afuera, se consume y desaparece y pasa su vida eterna en una fracción de segundo para el que está adentro, entonces, esa percepción del tiempo que puede suceder, que es parte de la naturaleza de nuestro universo que viene en descubierta por la relatividad de Einstein.

A la hora de editar el video, a la hora de trabajar cómo reconstruimos un paisaje y lo reconstruimos a partir del tiempo, ¿Qué pasa cuando repetimos un tiempo? Cuando se repite y otra vez empieza, es cíclico. Esa reconstrucción, es una reconstrucción del espacio también, es como si el espacio se estuviera produciendo a partir del tiempo. Trabajé esta exploración en esta pieza y la imagen es algo sólido que se convierte, tiene una sensación líquida y es un muro, es un muro como un límite también de lo que no te deja ver, mientras hay algo que produce un eco allá que no. Entonces, son una serie de fenómenos, digamos, ópticos, que se produce por un juego de visión del espacio y del tiempo, prácticamente es eso.

–¿Qué te lleva a reflexionar este estudio del tiempo? Pareciera que en algunos espacios el tiempo no pasa, o como tú explicas que todo es cíclico, que todo se repite, pero no, son momentos únicos e irrepetibles, que tal vez en la edición puede haber cierto “juego” de imagen.

–Creo que dependiendo de en dónde conciba uno el tiempo, depende de nuestras concepciones del tiempo y de la imagen del mundo que tenemos, entonces, si el tiempo lo consideramos cíclico, lo vamos a ver cíclico y nuestra concepción del mundo es así. Pero, si el tiempo lo concebimos como una flecha que nada más va hacia el futuro, así es el tiempo, incluso el loop de un video nunca es un loop, nunca hay un regreso. Pero, si pensamos que el tiempo no le pertenece al universo, nos pertenece a nosotros como una parte íntegra del ser humano, cambia la percepción de tal vez es el tiempo es algo que tenemos nosotros como una de las cualidades del ser humano, y no podemos hacerlo porque ya lo habitamos, o sea, ¿Cómo podemos percibir? No existe un lugar en donde no podamos no percibir el tiempo, ni en estado de meditación, ni en el sueño, quizá en la muerte.

–Un tiempo que nos pertenece, que en días pasados, tras el sismo del pasado mes de septiembre, “movió” nuestro tiempo presente.

–Siempre son las preguntas: ¿Cuánto tiempo es mucho, ¿Cuánto tiempo es poco?, ¿Cuánto tiempo después de? ¿Cuánto tiempo antes de? Es demasiado prevenir o frenar la vida, ¿Qué significa frenar la vida? Es quedarnos atrapados en una emoción, y eso, en todos los sentidos, en lo positivo y en lo negativo, lo que es bueno para nosotros y lo que no es bueno para nosotros. Esa es la pregunta y eso a veces son convenciones sociales, decir lo correcto es tener luto tanto tiempo, después de tanto tiempo es “¡Ya, mueve!”, o sea, sigue la vida, ¿Cuánto tiempo? Eso no lo sabemos, yo creo que tiene que ver con una emoción propia, pero, de pronto, si nos detenemos ahí, nos quedamos atrapados en una emoción que no la podemos superar, digo, son temas complicados porque también depende de la experiencia de cada quien y no se puede medir la experiencia de uno o del otro.

–Hace tiempo eras visitante asidua a las exposiciones en el Centro Cultural Jardín Borda, ahora regresas con una exposición, ¿Qué le podrías decir a la gente sobre tu trabajo más reciente, sobre esta video-instalación?, que se inauguró en el marco del Festival Miquixtli.

–Que vengan, las obras de arte se viven sólo viéndolas, sólo experimentando, estando presentes y abierto a lo que uno le pueda decir, comunicar. No hay un “quiero hablar de esto”, es más bien, exploro, produzco y después lo comparto y a mí me produce cosas, pero tal vez no es lo mismo que le produzca a otras personas, es parte de eso, yo creo que es compartir y yo creo que este festival con motivo de Día de Muertos que se hace aquí en Morelos que es tradición de años y años que sigue vivo y que sigue estando ahí y sigue creciendo, experimentamos de una forma distinta todos como el tema de la muerte, pero que, sin embargo, nos reúne y creo que eso vale la pena.

El Centro Cultural Jardín Borda se encuentra ubicado en la avenida Morelos #271, y se encuentra abierto al público de martes a domingo de 10:00 a 17:00 hrs. Entrada: $30.00 pesos, con descuento del 50% con credencial de estudiantes, Inapam y beca salario. Entrada gratuita a todos los morelenses o residentes en el estado de Morelos, presentando su credencial, los domingos entrada gratuita. Para mayores informes: (777) 318 1050.

Actualmente se exhiben las exposiciones: “Ale de la Puente. Horizontes de los eventos”, "Epifanías. Javier de la Garza" y "Pablo Vigil. Serpentinata Tremenda", además de contar hermosos jardines y fuentes, cuentan también con una librería Educal, así como la Sala Manuel M. Ponce en donde se programan diversas actividades, para mayor información: cartelera.morelos.gob.mx.